Ama a tu perro como a ti mismo

Ama a tu perro como a ti mismo

El perro inspiró pinturas, música, literatura. Llamó la atención del poeta Homero, del historiador Xenofonte, del filósofo Aristóteles y de los niños.


El perro fue inspiración, dios,  guardia, guerrero, rescatista, lazarillo, modelo, explorador, transportista, escolta, salvavidas, estrella de cine, artista de circo, bombero, policía, investigador, astronauta. Pero principalmente, compañero y amigo.

En el Egipto antiguo Anubis era un dios de la muerte con cabeza de perro. Un perro de nivel imperial era momificado y enterrado junto a su amo para acompañarle en su último viaje. Y el maltrato a un perro destacado podía significar la pena capital para el maltratador.

En Grecia antigua, el perro inspiró pinturas y literatura. Llamó la atención al poeta Homero, al historiador Xenofonte y al filósofo Aristóteles, quien publicó una clasificación de razas caninas.

En Roma, la afición por los perros los llevó a servir como auxiliares en sus guerras púnicas. Durante esta época existió el cargo de procurator cinofilis. La función principal de este cargo era llevar a Roma los perros más valiosos descubiertos en diferentes provincias del imperio.

La Edad Media pudo ser la edad de oro para algunos perros mimados en las esferas del poder. Nobleza y aristocracia tenían gran estima por ellos. Surgieron ciertos textos con recetas y otras artes medicinales para la cura de perros enfermos. La afición por cazar cobró especial importancia. Dado las grandes extensiones de terrenos existentes, los perros fueron compañeros de caza.

En el siglo XIX muchos autores confeccionaron textos relacionados con clasificaciones caninas, según aptitudes o criterios morfológicos como Mégnin: perros lupoides, bracoides, molosoides y graioides. Ya era evidente la intención humana por tener, atender y entender mejor al perro.

Durante el siglo XX tanto, en Francia como en Inglaterra, cobró especial importancia la organización de combates entre perros. El final llegaba habitualmente con la agonía o muerte del perdedor. Por otro lado, durante esa época comenzaron las primeras exposiciones caninas.

En el siglo XX, en ambas guerras mundiales, los perros tuvieron gran protagonismo en tareas como: vigilante, explorador, guardia, mensajero. Después, incluso, el perro viajó fuera del planeta en una nave espacial.

El perro fue inspiración, dios,  guardia, guerrero, rescatista, lazarillo, modelo, explorador, transportista, escolta, salvavidas, estrella de cine, artista de circo, bombero, policía, investigador, astronauta. Pero principalmente el perro fue, es y será un compañero y un amigo. Ama a tu perro como a ti mismo.

Fte.   Paradaise
Martín Opazo

Síguenos en Twitter