2021 y Resiliencia

2021 y Resiliencia

“La principal lección (de Covid19) es que nos recuerda que la vida es incierta y que si esperamos a la certidumbre siempre llegaremos demasiado tarde” (Margaret Heffernan)


Heffernan, CEO de cinco compañías, es profesora en la escuela de Gestión de la Universidad de Bath, Inglaterra, y autora de seis libros. El más reciente: Uncharted: How to map the future (“Inexplorado: Cómo trazar el mapa del futuro”) fue publicado a inicios del 2020. En febrero, el diario británico Financial Times lo incluyó en libros del mes: “Uncharted se opone a nuestra obsesión con la ‘ciencia’ de la predicción”. Heffernan insiste en que hay que “abrazar” y aceptar la incertidumbre para desarrollar resiliencia. “No podemos esperar al plan perfecto” para actuar.

Agreguemos que vivimos en un equilibrio dinámico, en que el sosiego es temporal, momentáneo. Las mentes más estáticas se desconciertan e inquietan frente al movimiento constante. Preferirían que algo o alguien “regulara” más las cosas, los eventos, los desplazamientos. No logran entender cómo millones de iniciativas privadas podrían llevarnos a un siguiente nivel de bienestar, aunque el mundo ofrece decenas de evidencias en los cinco continentes.

Esos desarrollos los perciben como un juego malintencionado, sospechoso, peligroso, “demasiado neoliberal”. Necesitan regular, normalizar, ordenar y  estandarizar. Ojalá todos fuéramos iguales en los aspectos más importantes de la vida. Como dijo una joven chilena, estudiante-parlamentaria con poca experiencia laboral, poca experiencia de negocios y poca experiencia de vida, “preferiría que seamos pobres pero iguales”. Su sueño resume una mezcla de prepotencia e ignorancia con iniciativa. ¡Una mezcla freak pero peligrosa pues a veces captura países!

La estudiante-parlamentaria dice exactamente lo contrario de lo que se necesita hacer para enfrentar el año 2021. Lo que en realidad necesitamos como país es empujar, fundar, emprender, construir. Atraer inversión, potenciar calidad del trabajo, y dar seguridad a quienes se decidirán a reconstruir aquí las locomotoras que tirarán los carros de la economía. “Atraer” inversión es un verbo exacto porque los inversionistas podrían decidir irse a otro país más seguro y atractivo que el nuestro.

“Un aspecto crucial es que la gente pueda apreciar que este es un momento en el que realmente nos tenemos que ayudar entre nosotros. Las personas que perdieron sus trabajos o están por perderlos necesitan ayuda y nosotros necesitamos ayudarlos, si podemos. Porque a la larga todo el país, todo el mundo, sólo mejorará en la medida en que todos mejoremos”. Así lo ve y contesta Heffernan a BBC. Es tiempo de colaborarnos, de reinventar y reinventarnos. Es tiempo de mentes dinámicas. Tiempo de resiliencia.

Fte. BBC
María Eugenia Tapia

Síguenos en Twitter