Fútbol, niños y moral

Fútbol, niños y moral

En los cerros de Valparaíso, los dos equipos juegan para el mismo lado, chuteando pendiente arriba, con un arco compartido más arriba. Sólo hay un arco, y cada equipo tiene un arquero jugador. Los juegos infantiles son escuelas de educación moral.


Jean Piaget (1896-1980) fue un biólogo y epistemólogo suizo, que realizó estudios sobre la infancia, incluido el criterio moral. Piaget estudió la construcción de la moral del niño a través de los juegos infantiles. En los juegos los niños establecen normas que luego deben cumplir todos. La mayoría de las reglas morales que el niño aprende a respetar vienen dadas por los adultos. Pero en los juegos simples, las reglas son elaboradas por los propios niños. Y hay juicios y sanciones no escritas pero antiguas y aceptadas. Quien no acata no puede jugar. Si hay desbordes de las normas, el juego se acaba.

¿Qué nos enseña el fútbol en moral? ¿Qué normas, creencias, valores y costumbres aprenden los niños a través del fútbol?

  1. Los dos mejores jugadores no pueden estar en el mismo equipo, cada uno para un lado.
  2. Los jugadores definen un ranking de calidad “dominando” la pelota (que no caiga al suelo).
  3. Los dos mejores seleccionan uno por uno a los demás jugadores alternadamente.
  4. La elección de jugadores se revisa para emparejar fuerzas con intercambio de jugadores.
  5. Un jugador atrasado que es malo puede entrar y jugar atrás.
  6. Un jugador atrasado que es bueno y desequilibrante puede “pesar” igual a dos normales.
  7. Ser elegido al  último es incómodo pero no es humillación.
  8. Hasta el más malo para la pelota tiene derecho a jugar.
  9. Los jugadores más pequeños van atrás al cuidado de los otros compañeros cercanos.
  10. Un equipo juega sin camiseta.
  11. El peor de cada equipo va al arco, a menos que alguien por voluntad propia elija ser arquero.
  12. Si nadie acepta ser portero , se adopta  una rotación , “al gol cambio de arquero”.
  13. El dueño de la pelota tiene derecho a jugar en el mismo equipo que el mejor jugador.
  14. No hay árbitro. Todos ayudan a hacer cumplir las normas de buena fe.
  15. Si hubiese árbitro, se le dice árbitro, profe, tío. Nunca una palabrota y menos un garabato.
  16. El árbitro juzga y sentencia. Y es inapelable. Pero se permite rezongar fuera de la cancha.
  17. Las faltas se marcan gritando “faul”.
  18. Quien tira lejos la pelota, debe ir a buscarla.
  19. Quien tira la pelota dentro de una casa, debe ir a pedirla.
  20. El partido  termina cuando todos están cansados, cuando se hizo noche o cuando mamá llama.
  21. Incluso si van 15 x 0, el partido puede terminar con un “último gol, gana”.

Y en los cerros de Valparaíso, los dos equipos juegan para el mismo lado, chuteando pendiente arriba. Más arriba hay un arco único compartido. Y cada equipo tiene un arquero jugador. Incluso, a veces, cuando la pendiente es mucha, hay un único arquero para los dos equipos.

Fte.   web varias
Martín Opazo

Síguenos en Twitter