¿Tú o Vos?

Tú o Vos

En Chile “vos” se grita “voh” con ceño fruncido, levantando la cabeza como látigo, mirando fijo al posible contrincante de una inminente pelea callejera. En lugares donde coexisten “vos” y “tú”, una de ellas tiende a ser la más correcta según intención, lugar y escenario. La culpa es de  España.  


Durante muchos siglos España usó el “tú”, “vos”, y “vuestra merced”. Este último luego terminó transformándose en “usted”. El “tú” y el “vuestra merced” se utilizaron durante mucho tiempo para situaciones de mayor cercanía o confianza. En cambio, el “vos” era una forma educada para referirse a una persona de más autoridad en instancias protocolares y formales.

En el siglo XVI, el “vos”, con el fin de referirse a una persona de más autoridad, se dejó de usar en España. Esa forma comenzó a quedar caduca en la península ibérica y en los virreinatos como Perú o México. El “vos” incluso fue considerado incorrecto, de malas costumbres. En las capas altas de la población el “vos” se hundió en el desdén. Había ganado el “tú”.

Pero en ese mismo siglo, cuando una gran parte de los españoles llegó a América Latina, éstos conservaron el “voseo”. ¿Por qué? Porque querían mantener el estatus de un interlocutor de alcurnia, marcando diferencias. Algunos españoles comenzaron a “vosearse”, con el fin de impresionar los oídos de españoles y descendientes ya residentes en América. Otra de las razones fue geográfica:  gente de lugares más alejados de virreinatos, como el Cono Sur y algunos de Centroamérica, persistieron en el “vos” porque simplemente así lo habían aprendido.

Y el tiempo pasó rápido. Hoy algunos usamos “vos”, otros usan “tú”. Y un tercer grupo combina “vos” y “tú”. Lo que está en juego es la connotación de distancia entre los hablantes, aquella sutileza en el trato que puede abrigar o enfriar el encuentro. También está en juego la connotación de educación y origen social del que habla, aquella primera impresión imborrable con que te ubicarán en mapas mentales. Y en algunos lugares también está en juego la connotación de agresividad. En Chile “vos” se grita “voh” con ceño fruncido, levantando la cabeza como látigo, mirando fijo al posible contrincante de una inminente pelea callejera.

En lugares donde coexisten “vos” y “tú”, una de ellas tiende a ser la más correcta según intención, lugar y escenario. Vos mismo deberías preguntar cuál deberías usar tú según la ocasión.

Fte.   BBC
Pablo Aguado

Síguenos en Twitter