Cirugía del futuro

Un paciente se hirió gravemente en su cara, fracturando la cuenca de su ojo izquierdo, lo que provocó una visión doble y perjudicó la estética y la simetría de sus ojos. Se le operó con éxito en 90 minutos.


Ocurrió en el Centro Médico de Galilea, Israel. Un equipo de médicos completó la primera reparación de una fractura en el suelo de una cuenca del ojo. ¿Cómo? Utilizando realidad aumentada (AR) y tecnología tridimensional. Esto fue más calidad en menos tiempo. “La innovadora tecnología  con impresora 3D y realidad aumentada permitió una ejecución más precisa de la operación y una reducción significativa del tiempo”.

Para realizar la cirugía, el centro médico diseñó una placa según la tomografía computarizada (CT) del paciente. La placa reprodujo con precisión la forma del suelo de la cuenca del ojo, según la “proyección” del lado sano sobre el lado lesionado. Esto se hizo mediante el uso de un software para construir un modelo tridimensional de su cráneo. La placa se imprimió en titanio y se preparó para su inserción. Para posicionarla con precisión bajo el ojo del paciente, los médicos usaron AR.

Un médico usó gafas “HoloLens” de Microsoft conectadas al software de la computadora que contenía los modelos del paciente: cráneo y diseño de la placa. El modelo se colocó virtualmente y con precisión sobre la cabeza del paciente a través de las gafas. Esto permitió al cirujano colocar la placa correctamente en su lugar en tiempo real. Microsoft describe sus gafas HoloLens en su sitio web como “experiencia de realidad mixta más cómoda e inmersiva disponible, con soluciones líderes en la industria…”

Mientras usan las gafas, los usuarios pueden ver detalles en las imágenes 3D de manera fácil y cómoda. Y tocar, agarrar y mover los hologramas de manera que se sienta natural. Los hologramas responden como objetos reales.

Esta cirugía ocular sólo tomó una hora y media. Sus tomografías mostraron que la placa se colocó de manera precisa y óptima. El Centro Médico Galilea comentó que “esta tecnología contribuirá a mejorar los resultados clínicos y a reducir la repetición de imágenes y cirugías”.

Fte.   Jerusalempost
Pablo Aguado

Síguenos en Twitter