Está ocurriendo en la Antártida

Está ocurriendo en la Antártida

En noviembre de 1979 un avión de Air New Zealand se estrelló en el Monte Erebus de la Antártida muriendo todos sus pasajeros.


En 1983 familiares de las víctimas presentaron una demanda de indemnización contra los EEUU, acusando negligencia de operadores de tráfico aéreo de la marina norteamericana. (a cargo de la Estación Aérea Naval McMurdo). El Tribunal accedió a la pretensión.

Hoy coexisten 52 países con Intereses Antárticos sobre una superficie de 14 millones de kms2, con 29 programas Antárticos Nacionales y 28 idiomas distintos. Operan 38 estaciones, más de 30 aeródromos y la población de científicos concentrados en investigaciones oscila entre 1.100 y 6.500 personas. En cuanto a Chile, nuestras bases son 10, siendo la más importante la Base O’Higgins además de contar con 2 refugios (Collins y Ripamonti). Esta infraestructura permite realizar importantes investigaciones científicas.

El Tratado Antártico de 1959 suscrito en Washington comprometió asegurar el “interés de toda la humanidad que la Antártida continúe utilizándose siempre exclusivamente para fines pacíficos. Y que no llegue a ser escenario u objeto de discordia internacional”  instando a la libertad de investigación científica y a la cooperación.

De un total de 123 proyectos aprobados o en desarrollo, un 28% corresponden a investigación, un 18% a ciencia. Un 16% a infraestructura y un 12% a Turismo entre otros.  

A modo de ejemplo, se conocen investigaciones sobre cultivos hidropónicos en la Base Polaca; investigaciones sobre vigilia y sueño en la Base O´Higgins. Y evaluaciones de impacto aprobadas favorablemente para filmar en el continente o autorizar sobrevuelo de aeronaves comerciales con retorno a Punta Arenas.

Resalta la enorme dimensión ambiental de la Antártida por ser la reserva de agua más significativa del planeta y corresponder a un área menos intervenida. Esta ejerce una gran influencia global en los fenómenos atmosféricos, climáticos, meteorológicos y oceanográficos. Conservemos para los hijos de los hijos de nuestros hijos las reservas de aguas descubiertas por Robert Falcon Scott hace 200 años.

Daniel Benoit M.

Experto en medio ambiente y recursos naturales

Síguenos en Twitter